28 febrero 2016

Un rayo provocó serios daños en el Centro Médico Rivadavia

Una descarga eléctrica durante la tormenta del último viernes causó serios daños en el sistema informático y telefónico como así también daños en equipos médicos y ascensores. Los servicios médicos se mantienen mientras se trabaja para reparar las consecuencias del siniestro.

La caída de un rayo provocó serios daños en el Centro Médico Rivadavia y aunque los servicios básicos se prestan sin dificultades, la operatoria general del sanatorio se vio resentida, en especial porque resultó  afectado un generador auxiliar que es el que se utiliza para suministrar energía cuando se producen cortes de luz. “El viernes estaba en el primer piso y, aproximadamente a las 11.30, se siente un estruendo. Empezamos a sentir olor a quemado, me asusté porque pensé que se estaba prendiendo fuego algo”, manifestó a Diario EL SUR  la directora médica, Claudia D’Andrea.

El temor de D’Andrea estaba más que justificado ya que en el momento en que cayó el rayo el servicio de diálisis estaba trabajando a pleno con sus pacientes; 9 personas se encontraban alojas en la UTI y se efectuaba una cirugía. “Estaba el sanatorio lleno, salimos con el encargado de mantenimiento y vimos que al menos el edificio estaba bien. Aparentemente el rayo cayó en el cable de trasmisión del generador eléctrico que está enfrente (en el anexo) hacia el sanatorio”, señaló la médica. Ese generador “da electricidad cuando hay un corte de luz a áreas sensibles que no pueden estar sin luz como son terapia, quirófano, diálisis y también a los pasillos y a mesa de entrada”.

Las consecuencias de la descarga fueron devastadoras “se quemó todo el cable de transferencia, incineró todo el tablero de comando del generador -ese fue el olor a quemado-, gracias Dios el generador no; quemó la central telefónica con 24 aparatos; la central de internet por lo que se cayó el sistema y estuvimos casi 48 horas sin sistema; quemó computadoras, monitores; quemó la plaqueta o algo de un aparato que hace la bioquímica en el laboratorio; también una impresora Kodak muy grande que hace las placas en Rayos”. Otro de los daños fue en la plaqueta del ascensor más amplio, el que se utiliza para movilizar las camillas.

Esta situación complica lógicamente la operatoria normal del Centro Médico y ante las quejas de un mujer porque un corte de luz del miércoles por la noche mantuvo al sanatorio a oscuras por media hora, D’Andrea explicó que ahora la puesta en funcionamiento del generador debe ser manual y realizar una serie de operaciones que provocan la demora en el restablecimiento de la energía. A la vez aseguró que ya están pedidos los presupuestos para pasar al seguro el costo de las reparaciones. Sin tener aun un detalle, D’Andrea estimó como mínimo que el daño total asciende a 300 mil pesos y aseguró que se trabaja para recomponer todos los servicios.

Fuente: Diario El Sur